Jaula de Faraday

Sistema de Protección contra Descargas Atmosféricas (Rayos) tipo Jaula de Faraday

Es un sistema de alta confiabilidad, comprobada a través de los años.  Consiste en un sistema de puntas pasivas macizas (de cobre o aluminio), distribuidas en la techumbre de la estructura a proteger, interconectadas mediante cableado. De esta manera, al presentarse una descarga atmosférica que pudiera impactar la estructura, el sistema la induce a hacerlo sobre alguna de las puntas, y canaliza así su energía hacia tierra, de manera segura, a través del cableado de bajada, disipándose a través del Sistema de Tierras.

Nuestro sistema tipo Jaula de Faraday satisface plenamente los requerimientos de las normas nacionales (NMX-J-549-ANCE-2005, y NOM-022-STPS-2008), así como los de la reconocida norma estadounidense (NFPA 780), por lo que el diseño, cálculo, distribución e instalación de las puntas y cableado en la estructura a proteger, se realiza bajo estricto apego a las mismas.

Este sistema está diseñado para proteger eficazmente sólo la edificación donde es instalado, por lo que no cubre áreas abiertas en los alrededores de ésta.

ANPASA es la única empresa mexicana que cuenta con planta de fundición propia, que además, es la única en México evaluada y certificada por UL (Underwriters Laboratories Inc. de los Estados Unidos de América (UL), lo que nos permite fabricar todos los accesorios en cobre-bronce, incorporando el respectivo marcado UL Listed, (bajo la normativa UL96). De esta forma garantizamos la mayor calidad en nuestros productos.

Aunado a lo anterior, nuestra condición de instaladores autorizados por UL -únicos en el país-, nos permite ofrecer, a petición de nuestros clientes*, la posibilidad de certificar la instalación de los sistemas de pararrayos tipo Jaula de Faraday, atendiendo las directivas de la normativa UL96A, y así poder contar con  un Master Label Certificate de UL; sinónimo de la más alta seguridad y confiabilidad; lo cual representa múltiples ventajas:

  1. Respaldo documental de la debida protección de su edificación contra riesgos de daños significativos causados por descargas atmosféricas (rayos).
  2. Tranquilidad, al saber que los componentes y la instalación de su sistema de protección contra descargas atmosféricas cumplen con los más altos estándares de seguridad.
  3. Cumplimiento de normativa, verificado por una entidad independiente y del más alto prestigio: Underwriters Laboratories.
  4. Un alto compromiso por la seguridad, que será reconocido y tomado en cuenta, tanto por los usuarios e o inquilinos de una instalación, como por las empresas aseguradoras.

*(Con cargo adicional)