En buena cantidad de proyectos, la protección óptima de un pararrayos se consigue sólo ubicando la punta a una altura considerable sobre el nivel de azotea. Esto permite aprovechar el radio efectivo de protección del pararrayos y ello hace a la instalación más eficiente. Esto es especialmente útil cuando existen objetos que sobresalen de la azotea y que, por mandato normativo, es necesario que la punta se sitúe siempre por encima de estos. Para lo anterior es necesario proporcionar a las puntas una base de apoyo robusta y confiable. Es ahí donde los mástiles, postes y torres adquieren utilidad.

En el ramo de las telecomunicaciones es necesaria la colocación de antenas de transmisión y recepción de señales. En estos casos, las torres y postes auto-soportados son la base adecuada para posicionarlas de manera segura.

En ANPASA contamos con una variedad de opciones para adaptarse a las necesidades y condiciones particulares de cada inmueble:

  • Bases y mástiles: Fabricados en acero al carbón con galvanizado en caliente, acero inoxidable o aluminio. Su estabilidad se asegura mediante cables de retenida.

  • Torres triangulares arriostradas: Fabricadas en acero al carbón con galvanizado en caliente, y cuentan con arriostramiento mediante cables de retenida. Servicio hasta 30 m de altura.

  • Postes auto-soportados: En los casos donde se requiere una mínima invasión visual y, al mismo tiempo, garantizar la estabilidad de la punta, contamos también con la fabricación especial de postes auto-soportados (los cuales no requieren de cable o refuerzo alguno). Son fabricados en acero al carbón con galvanizado en caliente. Consulte con nuestros asesores para conocer sus necesidades.

Contáctanos

Escríbenos y a la brevedad uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas.

¡Escríbenos!

¡Llámanos!

Contáctanos

Escríbenos y a la brevedad uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas.

¡Escríbenos!

¡Llámanos!